Resta un solo día para agosto y con la llegada del nuevo mes, millones de españoles comienzan a disfrutar de sus merecidas vacaciones. Mar, montaña, al pueblo, al extranjero o en casa descansando. En familia, con amigos, padres, con niños, sólo en plan aventurero. Sea como sea, es la época más deseada del año y yo pienso empezarla con una escapada en pareja a Formentera, probablemente una de las islas más idílicas del Mediterráneo y que, aunque parezca mentira, aún no se ha hundido debido a la afluencia de público.


Mi nombre es Arianna Royo, soy editora de moda de CYL Moda Íntima y en estas líneas os voy a contar mis modelos playeros, que seguro que es lo que más os interesa, así como os haré un repaso de cuáles serán mis planes de ocio y relax en este paraíso balear. Empezando por la moda, para mis baños y paseos playeros he elegido para mi viaje el bañador Escape de su colección Spring 2015 en color rojo subido de tono de la firma Gottex, clásico y elegante y con un fruncido en el pecho que da gracia al conjunto. Mi otra elección es el bikini modelo Meireles de Andres Sarda de su colección Primavera/Verano 2015 en rayas náuticas azules y blancas que contrastan con el rojo de los bordes. Un clásico atemporal que no puede faltar entre mis outfits estivales. Como complementos siempre sigo la máxima del menos es más así que me decanto por un sencillo collar, unas gafas de sol de Rayban, otro clásico atemporal, y un buen bronceador de Clarins para protegerme del sol. La salud es lo primero.


En cuanto a planes, esta vez he elegido que me lo den todo hecho y alojarme en el hotel Riu La Mola, probablemente el hotel más grande de la isla, situado en la zona de Migjorn y que es un remanso de paz y tranquilidad. Desde ahí por supuesto hay que visitar una o varias veces, según el hambre y la sed aprieten, el chiringito Bartolo o el Lucky, para tomar una piadina, una pasta o saborear un mojito bien fresco o un Aperol haciendo honor a sus italianos dueños. Por la tarde el sábado siempre me ha gustado subir a La Mola a chafardear en el mercadillo artesanal, epicentro de la vida social formentereña y cotillear las tiendas de decoración y muebles antiguos y bajar antes de atardecer para dar un paseo en moto por las salinas cercanas a Es Pujols, todo un remanso de paz y un espectáculo ver allí anochecer. Otro plan divertido y a priori, raro, es ir a visitar la higuera más grande y significativa de la isla. No sé si es la más grande de las Baleares pero es espectacular y sirve de cobijo a las cabras que campan allá a sus anchas en un rincón que, por especial, lo convierte en espectacular. Sino, siempre te queda visitar el mítico faro de Cap Barbaría o la cova foradada que todos tenemos en la retina desde que vimos a Paz Vega escaparse a la isla en el filme Lucía y el Sexo.


Como veis, planes hay miles en esta pequeña isla. Yo por si acaso me dejo cosas para mi y os dejo a vosotros que comentéis y recomendéis vuestros planes en Formentera porque nada es mejor que lo que a cada uno le gusta. Que paséis un estupendo verano, nos vemos en septiembre.



El Miami Beach Convention Center volvió a acoger los pasados días 18 a 21 de julio una nueva edición, la trigésimo tercera, del Miami Swim Show, la mayor feria sectorial de moda baño al otro lado del Atlántico y que este año ha acogido con gran éxito de público y crítica las colecciones para la próxima temporada Primavera/Verano 2106 de un total de 450 empresas que representan a más de 2.500 firmas de baño de carácter internacional.


Pese a contar este año con una menor superficie expositiva debido a las obras de adecuación del centro de convenciones de la ciudad, la Swimwear Association of Florida, organizadora del evento, supo aprovechar el espacio existente con gran éxito y una inmejorable puesta en escena, acogiendo durante los cuatro días que duró la muestra a más de 3.000 compradores de un total de 60 países diferentes, además de recibir a 100 nuevas enseñas y diseñadores que mostraron sus creaciones por primera vez en el salón.



Entre las novedades de esta edición destaca la celebración de un seminario sobre e-Commerce y Social Media que sirvió para explorar las posibilidades que la tecnología muestra al sector y a las marcas para comunicarse con sus diferentes públicos, así como se dispuso de una zona lounge con actividades de ocio y que promovían el networking de una forma desenfadada. Entre las firmas destacadas que se dieron cita en la muestra destacan marcas como Agua Bendita, Ale by Alessandra, AnitaComfort, Freya, Gottex, Huit, Maryan Mehlhorn, Onda de Mar o Roidal, entre otras.
¿Todo preparado para el verano? Yo sí… De hecho llevo semanas descontando los días que me quedan para irme de vacaciones, más que merecidas, la verdad. Soy Marga Campins, editora de moda de CYL Moda Íntima y en estas líneas quiero compartir con vosotros/as mi plan para este verano y mis básicos de moda baño para lucir palmito en las playas de mi Mallorca natal, que será mi destino estival. Qué mejor…

Pues eso, la idea es pasar dos semanas con la familia y amigos de toda la vida en Palma como base veraniega y desde allí hacer escapadas casi a diario a mis playas favoritas, a comer o cenar fuera, tomar una copa, o alguna más si se tercia y visitar los mil y un rincones con encanto de la que, para  mi, es la isla mediterránea por excelencia, con permiso del resto... jejejeje. La tierra tira, y mucho.

En cuanto a moda, para los días de playa, que es lo que nos ocupa siendo una revista de moda, en mi maleta no pueden faltar las prendas y accesorios de baño (pienso pasarme medio día en remojo y medio día tumbada al sol…) y en esta ocasión he elegido llevarme el bañador Bali de la colección SS2015 de la firma Promise en blanco con flores estampadas, muy de tendencia, cómodo y elegante. Como yo ;-). Mi otra elección estival para el baño es el bikini Lara de Red Point, también de su colección SS2015, en color rojo apagado, escote cortina, braguita graduable y un pequeño dibujo en forma de amebas muy sutil y elegante. Como complementos, siguiendo la norma del menos es más, un buen capazo de mimbre y una pulsera en marfil decapado en tonos marronosos que completa el outfit playero.



De planes de ocio, ya os he dicho que lo que más me apetece es estar en familia y con amigos, si bien seguro que una de las escapadas es para hacer un picnic playero cerca de Es Trenc, una de mis playas favoritas de la isla, si bien en estas fechas es también de las más visitadas. Además de sus espectaculares y cristalinas aguas, quiero ver de primera mano la intervención del colectivo artístico madrileño Boa Mistura sobre los nidos de ametralladora que aún se conservan en la playa con frases sacadas del poema “Cala Gentil” de Miquel Costa i LLobera y tomar un mojito viendo su fantástica puesta de sol.



Por playas, también es de visita casi obligada, si madrugas, eso sí, el Caló des Moro, cerca de Santany, subir hasta Formentor y ver sus playas con pinos en el agua (espectacular, lo prometo) y así un sinfín de playas y calas recónditas más y menos conocidas pero que, como buena mallorquina, prefiero mantener en secreto…jejejeje. Otro plan que no me pienso perder es hacer un hueco para ir a Son Servera y visitar en la galería Sa Pleta Freda la exposición de Riera i Aragó, uno de los mayores exponentes artísticos a nivel nacional e internacional, que hasta el mes de septiembre muestra una selección de más de 30 obras realizadas en los últimos años con el mar, el maquinismo y su mundo imaginario como común denominador. Para quien no lo conozca, todo un descubrimiento, os lo aseguro. Si eres más de interior y menos de cultura, recomiendo ir a Valldemosa y comer en alguna de sus pastelerías y hornos tradicionales la coca de patata, que ya aviso, es dulce, o visitar alguna bodega en las zonas de Binissalem, Santa Margalida o Inca, entre otras y degustar sus caldos, llenos de tradición y pasión por la tierra y un sabor especial.



En Palma lo que no me pierdo seguro es una merienda en Can Joan de s’Aigo para tomar su insuperable, y tradicional, ensaimada, acompañada de un helado de frutas de temporada, subir a la terraza panorámica del Hotel Sant Francesc, al lado del monasterio e iglesia del mismo nombre, todo un remanso de paz y lujo en la capital mallorquina y si puedo, darme algún capricho en La Principal, una de las dos tiendas que el Grupo Addict posee en la isla antes de visitar el Museo de Arte Contemporáneo Es Baluard o, si la cola de turistas no es interminable, contemplar la intervención del artista Miquel Barceló en la capilla del Santísimo dentro de la Catedral de Palma. Por la noche, además de hacer una ruta de tapas por el barrio de Santa Catalina es obligado acabar tomando una copa en la Dàrsena de Can Barbarà, bailando como una loca los ritmos más modernos en Garito Café, una antigua chocolatería rescatada desde hace años como uno de los bares con mejor ambiente de la ciudad.




Que ganasssssss….Tic tac, tic tac…que llegue agosto…..
¿Os imagináis ir a la playa este verano enfundada en una camisola, pantalón largo y medias? Y, ¿enfundarte un traje de baño de lana de tres kilos de peso? Suena a novatada de universidad pero no, es la historia de la moda baño, que, desde el pasado mayo se muestra en la exposición Riviera Style: Resort & Swimwear since 1900 en el Fashion and Textile Museum of London, en colaboración con el Leicestershire County Council Museum y que se puede visitar hasta mediados del mes de septiembre en la capital inglesa.


La exposición, comisionada por la investigadora e historiadora de la moda Christine Boydell repasa más de un siglo de historia de la moda, tratando de crear una panorámica visual sobre el universo baño y analizar su trascendencia e importancia social a lo largo del Siglo XX,  así como guiar al visitante en un viaje en el tiempo dónde apreciar los cambios a nivel estético, simbólico y técnico. 


La muestra, dividida en 5 áreas diferenciadas, acoge un sinfín de piezas, fotos e ilustraciones que van desde la primera época a principios del siglo pasado, cuando la moda baño se relacionaba directamente con la salud y los trajes de baño de estilo eduardino, que tapaban absolutamente toda la fisonomía humana, hasta los biquinis, burquinis, trikinis y demás modelos, más cercanos a nuestros días, todo ello poniendo especial énfasis en la evolución temporal en cuanto a diseño, estilo y tendencias, además de los materiales.


En este sentido, la exposición hace hincapié en la aparición de la Lycra®, inventada allá por la década de los sesenta, que supuso un antes y un después en la moda baño y que permitió con su aplicación confeccionar prendas cómodas, ligeras y que se pudiesen ajustar al cuerpo a pesar de mojarse y un secado rápido. Además de prendas de baño, la muestra recoge también numerosas piezas gráficas, ilustraciones y fotos de campañas publicitarias orientadas a la promoción turística de destinos clásicos en la historia de la moda baño como la costa inglesa, la Riviera francesa o el Sur de California. Todo un must cultural si eres un fan de la moda que no te puedes perder. Como decía The Clash en su mítico hit, London Calling!!!

En relación a la última edición de nuestra revista, CYL Moda Íntima 196, correspondiente al mes de julio de 2015, en la página 14, dentro de la sección  Shopping O/I 2015, debemos aclarar que el texto que hace referencia a la firma Aumentax es erróneo, puesto que no es una empresa perteneciente a Teleno.

Queremos mediante este texto subsanar nuestro error, debido a un fallo de documentación, así como aclarar que la marca Aumentax es, desde 2014, parte de la empresa Voluptina S.L., con sede en Barcelona, ofreciendo bajo esa enseña una línea de íntimo y baño asequible con características diseñadas para ofrecer comodidad, sujeción y confianza.


El equipo de redacción de la revista quiere pedir desde estas líneas disculpas tanto a la marca Aumentax como a la empresa Voluptina, además de a todos nuestros lectores por este error que, esperamos, no vuelva a suceder.
Hola, ¿tenéis ya planes para este fin de semana? Yo sí, y además estoy como loca con que llegue ya esta tarde y ponerme en marcha. Soy Laura Ugalde, directora de la revista y cuando, tomando el café de la mañana en la oficina, he comentado que este fin de semana me voy a mi tierra a la boda de una de mis mejores amigas, me han obligado a contarlo todo en el blog.


Dicho y hecho. Pues eso, este sábado se casa una muy buena amiga de la infancia en San Sebastián, una ciudad que ya sea por el mar, sus playas urbanas, por su elegancia natural, por su gastronomía, por el verde de los montes que la rodean, por sus paseos y avenidas, sus gentes o simplemente por eso, porque soy vasca y la tierra tira, me tiene hechizada. De siempre.

Si bien la capital donostiarra tiene una amplia oferta hotelera y de apartamentos turísticos, a mi siempre me ha gustado alojarme en el mítico Hotel Londres que, con más de un siglo de historia, domina la Playa de la Concha desde sus estupendas habitaciones con terraza al mar y que sin duda te transportan a la Belle Époque, la edad dorada de esta acogedora ciudad con una de las mayores calidades de vida en España, desde mi perspectiva. Muy recomendable además su restaurante Mari Galant o tomarte un aperitivo o una copa nocturna en la terraza del Bar Swing, en el propio hotel con vistas al boulevard.


En cuanto a la maleta, además de mi outfit de boda, que siempre suele incluir taconazo y clutch, como si de una promesa se tratase, voy a meter sendos trajes de baño puesto que nada mejor que los ratos libres para pasear por la Playa de Zurriola, darme un baño en la Playa de Ondarreta o derretirme al sol (sí, seguimos con la ola de calor africano) en la Concha con vistas al Monte Igueldo. Mis elegidos este fin de semana son un bikini en color coral de la línea “Travel Memories” de CrisZarel con drapeados laterales y un gustoso tejido ligero y confortable y un espectacular trikini de cuadros de la colección “Le Voyage” de GuillerminaBaeza como homenaje a Briggite Bardot, una de las figuras femeninas que más me gustan e inspiran. Como complementos una pamela de ala ancha de rafia natural, unas gafas de sol de carey y mi sempiterna camisa vaquera que lo mismo me sirve para ir a la playa, al campo o a un cocktail informal con una falda de tul contrastando. Así soy yo.


A medida que escribo más ganas me están entrando de cerrar el ordenador y disfrutar del fin de semana. Entre los planes, además de la boda, como ya os he dicho, espero poder sacar tiempo y visitar uno de mis museos favoritos: el Museo Cristóbal Balenciaga, ubicado en un edificio moderno anexo al Palacio de Aldamar sobre los montes de Getaria y cuya colección aglutina más de 1600 piezas, de todas las épocas, del genial modisto. Obligada además es la visita al Peine del Viento, el conjunto escultórico de Eduardo Chillida que se asienta  desde el año 1976 sobre la obra arquitectónica del arquitecto Luis Peña Ganchegui dominando el Cantábrico, ver el Kursaal de noche, con su espectacular iluminación y potear, como allá se denomina al noble arte del tapeo, por la Parte Vieja y degustar un sinfín de pintxos en sus auténticos bares y tascas.


Aissss, que ganas….
Las altas temperaturas, más propias de otras geografias, se erigieron en protagonista principal de la última edición del mayor escaparate internacional de tejidos y textiles para el íntimo y el baño, el Salón Interfiliere, que celebró su trigésima edición los pasados días 4,5 y 6 de julio en el recinto ferial Porte de Versailles de París con una gran afluencia de público profesional.



Así, durante los tres días de la muestra y coincidiendo con el Salón International de la Lingerie - Mode City Paris, el salón Interfilere recibió la visita de más de 10.500 visitantes profesionales, una cifra similar a la anterior edición y que venía precedida por la inestabilidad de un sector que atraviesa una coyuntura complicada pero que supo reinventarse en torno a la moda deportiva como uno de los principales reclamos para atraer al público. Con el claim “Sport is having a fashion time”, en clara alusión al momento dulce que el sporty chic o athleisure están viviendo dentro del universo moda, incluida la Alta Costura, como se ha podido comprobar en las últimas ediciones de las pasarelas más importantes de todo el mundo, en esta edición de Interfiliere se pudo obtener una visión general de cómo los tejidos activewear y los accesorios deportivos están en un momento álgido. Además, las últimas tendencias en moda y textil de cara a la temporadas próximas y la sostenibilidad como fuente de inspiración y de profesionalización tuvieron un destacado papel en esta edición. 



Entre los visitantes al salón destaca el dato de que el 71% de los mismos son de carácter internacional, habiéndose producido un leve aumento de la presencia de público ingles y español en detrimento del italiano, que ha perdido su segunda plaza por presencia de compradores por detrás de los propios franceses a favor del visitante alemán. En cuanto al perfil de los mismos, según la organización de la feria, íntimo y baño coparon los principales puestos, seguido de los compradores de confección exterior y de los diseñadores independientes en busca de tejidos y tendencias para sus creaciones.



En cuanto a la presencia española en esta edición de la feria se dieron cita 13 firmas españolas, una más que en la pasada edición, pudiendo mostrar al público asistente sus propuestas de valor en cuanto a moda y textil. Las empresas españolas expositoras fueron: Deep Blue Digital, Dogi International Fabrics, Grobelastic, Grupo Moda Estilmar, Iebosa, Indesmalla, Splashbylo, Sportwear Argentona, Vidal Aymerich, Indu Ka Accesories, Meryl, Oktex del Punto y Ritex 2002.

El Grand Hotel Bernardinde Portorose, la costera ciudad eslovena que cada verano se sitúa como uno de los epicentros turísticos de la costa adriática, acogió a finales de mes pasado uno de los eventos de moda más importantes de la región, con la presentación de las colecciones de moda íntima y baño SS2016 de Lisca, el fabricante esloveno que, además, celebraba con este evento sus 60 años de historia.


Acompañados de clientes, distribuidores, amigos, rostros populares del país y medios de comunicación de más de 30 países, Lisca organizó un fabuloso evento a medio caballo entre el pasado y el presente, con una espectacular puesta en escena en un entorno incomparable y una variada selección musical que recorrió las seis décadas en las que Lisca lleva ofreciendo al mercado sus delicadas prendas y colecciones siempre al amparo de las tendencias de moda y el saber hacer corsetero.


El momento álgido de la noche llegó con el desfile de moda con la colección de lencería y baño de cara a la próxima temporada estival, plena de conjuntos sensuales y elegantes y una variada paleta cromática que va del negro a los tonos verdosos pasando por los clásicos azules y malvas, amarillos y rosas, sobre todo en su versión corsetera. En cuanto a las prendas de baño los tonos pastel, los colores más enérgicos, el monoblock y los estampados florales son los protagonistas de cara al próximo año según Lisca, dirigido a todo tipo de mujeres gracias a una gama amplia y variada de formas y patrones. Entre todas las piezas destacó la línea Prestige de la firma, diseñada especialmente para la ocasión y que aúna lujo y seducción en unas prendas plenas de encajes románticos, detalles lujosos como cristales incrustados y una paleta cromática basada en el blanco, los dorados y el color cobre.

Para que no te pierdas nada de lo que allí sucedió te enlazamos al canal Youtube de Lisca en el que puedes ver integro el desfile o la versión resumen sobre una pasarela de lo más animada a ritmo de clásicos como la banda sonora original de Grease, George Michael o Tina Turner, entre otros.